Jatun Kawsay: Impulsando el Desarrollo Autosostenible de los Saraguros

En la región de Saraguro, Ecuador, se alza en forma de una organización no gubernamental sin fines de lucro ni tendencia política ni religiosa: Jatun Kawsay. Su nombre, que en kichwa significa «Vida Grande», encarna la misión de la organización de apoyar el desarrollo de los Saraguros y sus organizaciones, promoviendo un futuro próspero y autosostenible para esta comunidad.

Con un enfoque multifacético que abarca la educación, salud, derechos, agricultura y el fortalecimiento de las comunidades, Jatun Kawsay se ha convertido en un faro de cambio en la región. Los miembros de la organización, compuestos tanto por individuos indígenas Saraguros como no indígenas, están unidos por un compromiso inquebrantable con el desarrollo y el bienestar de los Saraguros.

La organización trabaja incansablemente en el desarrollo educativo, la mejora de la salud, la promoción de los derechos, la innovación en la agricultura y el fortalecimiento de los lazos comunitarios. Pero su enfoque se destaca por la dedicación a la niñez, las mujeres y las personas con discapacidades, reconociendo la importancia de empoderar a los grupos más vulnerables para lograr un progreso sostenible.

Uno de los hitos notables en la historia de Jatun Kawsay es su colaboración con el fondo Ñeque, que ha fomentado la conciencia sobre la conservación ambiental y la protección de las vertientes de agua que son vitales para la comunidad. El proyecto «Protección de las vertientes del agua de consumo humano de las comunidades de Lincho en el cantón Saraguro, provincia de Loja» ha resultado en la limpieza y reducción de la contaminación en la comunidad, gracias al apoyo invaluable del fondo Ñeque. Además, la organización ha trabajado en la conservación de la estrella hídrica de Fierro Urco en colaboración con otras comunidades, demostrando su compromiso con la preservación de recursos naturales.

Mirando hacia el futuro, Jatun Kawsay tiene una visión de seguir luchando por la conservación y reforestación de los páramos en la cara de las amenazas de la minería. Su alcance se extiende más allá de los límites de Saraguro, con la aspiración de expandir sus proyectos a nivel nacional y llegar a más comunidades.

La organización también se ha propuesto empoderar a más mujeres en la ejecución de proyectos para el beneficio de sus comunidades. Para promover la conciencia sobre la importancia del agua y la naturaleza, están planeando el lanzamiento de una página web y la utilización de las redes sociales.

En el ámbito educativo, Jatun Kawsay muestra un profundo interés en el desarrollo de la educación intercultural bilingüe, reconociendo la importancia de preservar las raíces culturales de los Saraguros mientras se avanza hacia un futuro educativo más sólido. La creación de la Escuela Activa o Pedagogía Andina en Saraguro es una manifestación de este compromiso, abordando directamente las necesidades educativas de la comunidad indígena.

La participación y el voluntariado son pilares esenciales de Jatun Kawsay. La organización busca la colaboración de profesionales voluntarios en diversas áreas para enriquecer sus proyectos. Valoran la integración en el tejido comunitario, la movilidad en el entorno rural, las habilidades de comunicación y la capacidad para trabajar en equipo.